Las Constelaciones Familiares son desde un método terapéutico eficaz hasta un enfoque filosófico profundo. Entre ambas márgenes se mueve una gama de dimensiones tal como la paleta de colores de un pintor.

Reflexionar sobre tan vasto aporte que se desarrolla a partir de las comprensiones de Bert Hellinger es entrar en la percepción de fuerzas más grandes que tocan el alma y, que si las honramos y respetamos, nos apoyan y nos conectan a la vida.

Al presenciar el trabajo se hace clara la imagen de niveles de abordaje y comprensión y estos niveles los podemos ver desarrollados en la evolución que el método ha tenido a lo largo del tiempo.

En un comienzo, el aporte de la aplicación de la técnica y de su saber era a través de la configuración de los distintos miembros de una familia y demostró que se puede llegar a revertir destinos difíciles. Entonces la tarea consistía en “acomodar el sistema familiar” desenredando las tramas que ocasionaban conflicto mediante lo que Hellinger llamó los órdenes del amor. Es así que su contribución parecía circunscripta a la terapia.

Luego, Hellinger comenzó a percibir atentamente los movimientos de los representantes. Al reflexionar sobre estos y sobre la información que aportaban, surge el entendimiento que estamos vinculados a un campo más grande. Entonces hay otra fuerza que asume la dirección, es el movimiento del alma. Esta nueva manifestación hace que las constelaciones familiares sean consideradas más que una psicoterapia.

Pero Bert Hellinger ha demostrado que Constelaciones Familiares es un movimiento vivo que sigue evolucionando. Él prosiguió observando y constató grandes interrelaciones que lo llevaron a la comprensión profunda de leyes primordiales para todas las relaciones humanas. Gracias a estas nuevas comprensiones más amplias el enfoque ha alcanzado un nivel más elevado. Hellinger las indica como “Las nuevas constelaciones familiares” o “Constelaciones familiares evolucionadas”. El conocimiento y la puesta en práctica deestas leyes fundamentales tienen su efecto en un nivel inconsciente, que abarca a muchos. Con su aplicación se puede ayudar a todos porque se trata de la utilización de los órdenes básicos de la vida y del amor.

Bert Hellinger y su esposa Sophie denominan estas leyes “Los órdenes del Amor en movimiento” y cimientan la “Hellinger Sciencie®”. Son fundamento de cualquier sociedad y encaminan invariablemente hacia la paz, la reconciliación y el éxito.

Surgen entonces nociones vastas y traen algo a la luz que había estado oculto previamente. ¿Qué es lo esencial que se trae a luz? Cuando lo dividido se unifica, lo excluido se integra y cuando algo incompleto se hace completo, entonces la paz llega. Se demuestra que los conflictos comienzan cuando algo es excluido y esta aseveración es valedera para los conflictos personales, familiares o de cualquier grupo. Muestran que el desarrollo personal y el crecimiento solo son posibles cuando se ha dado lugar en el alma a todo aquello que previamente se excluyo. Cuando rechazamos una parte de nosotros mismos, de nuestra experiencia o de nuestro destino estamos condenados a perder fuerzas y a no estar “enteros”. Estar enteros es asentir a todo tal cual es, al incorporar lo negado nos hacemos más grandes, más humildes y en definitiva… más humanos.

Hellinger® Sciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *